Guía para entender el galimatías del recibo de la luz de 2014

Actualización 29/03/2014: En el día de hoy ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado la versión definitiva del Real Decreto. En lugar de modificar la entrada original paso a detallar los cambios respecto de ella:

1/ El segundo período se alarga un mes más de lo previsto y durará hasta el 30 de junio.

2/ El descuento (DIF) por la diferencia de precios del primer trimestre se aplicará en la primer factura a partir de julio “a los consumidores a los que hubieran suministrado a los precios voluntarios para el pequeño consumidor durante el primer trimestre de 2014″. Es decir, a diferencia de lo que establecía la versión enviada al Consejo de Estado, no será necesario estar acogido al PVPC a 31 de marzo para tener derecho al descuento.


El Gobierno no interfiere en el precio de los mercados eléctricos, consecuencia de una puja entre oferentes. El Gobierno anula la subasta eléctrica de diciembre, que suponía un incremento del recibo del 11%, por la acumulación de “circunstancias atípicas”. El Gobierno interviene el mercado eléctrico y fija un precio provisional para el primer trimestre de 2014. Las subastas eléctricas dejarán de ser trimestrales y pasarán a ser semestrales o anuales. Las subastas pasarán a ser trimestrales. No habrá más subastas: el precio de la luz de los consumidores domésticos será horario. Los contadores actuales no permiten aplicar precios horarios. Se amplía de uno a dos meses el plazo para la puesta en marcha del nuevo sistema de facturación horario. El Gobierno renuncia a la aplicación en el corto plazo de la facturación eléctrica mediante precios distintos en cada hora…

Si ya no entendías tu factura de la luz y en los últimos tres meses has tenido sensación de vértigo, no te preocupes. Es lo menos que te ha podido ocurrir ante el bochornoso espectáculo que nos ha facilitado el Gobierno al respecto.

En las siguientes líneas trataré de explicar cómo va a ser tu factura de la luz en 2014 y siguientes a partir de la última información conocida. Al ser ésta el expediente remitido por el Gobierno al Consejo de Estado -último trámite antes de su aprobación- y contener éste comentarios de agentes, Comunidades Autónomas, asociaciones de consumidores, y Comisión Nacional de Mercados y Competencia, espero que las variaciones respecto de lo que finalmente se apruebe sea mínimas.

Sigue leyendo

Y aún dicen que las renovables son caras

El pasado 16 de octubre de 2013 publicaba en la página web de la Fundación Renovables un artículo con este título en el que comparaba con datos oficiales los costes de la electricidad producida por centrales de gas -las más modernas- y los precios actuales de eólica y fotovoltaica. Demostraba que éstos, a pesar de incorporar margen empresarial y a pesar de no considerar las externalidades a su favor, eran muy inferiores a aquéllos.

Algunos me habéis sugerido -gracias especialmente a Ramón- que incorpore otras fuentes además del gas. Allá voy.

Empiezo con la nuclear: unos días después de publicarse mi artículo, conocíamos por la prensa que Reino Unido había decidido construir un nuevo reactor nuclear a costa de garantizar durante ¡¡60 años!! un precio a la electricidad que genere de nada menos que 109 €/MWh más IPC. Y eso sin tener en cuenta que, a juzgar por lo que está ocurriendo en otros reactores similares, es muy probable que las desviaciones entre el coste real y el presupuesto original de construcción sean muy importantes.

Termino con el carbón nacional: periódicamente el Boletín Oficial del Estado publica los precios a los que pagamos la electricidad producida por estas centrales en España. Cada central tiene un precio distinto en función de sus costes. Los últimos precios publicados, aplicables durante 2014, oscilan entre los 51,34 €/MWh de la central de Teruel y los 103,14 €/MWh de Soto de Ribera (excluyo Elcogás al tratarse de una tecnología muy diferente a la del resto). Ponderando por la energía que cada central tiene previsto producir, obtenemos un precio medio ponderado de 65,70 €/MWh.

Atención, esto es lo que cobran estas centrales por la vía de la factura de la electricidad; pero, además, todos los años los Presupuestos Generales del Estado asignan importantes partidas de ayudas a las comarcas mineras vinculadas con el carbón. Los importes del presente ejercicio 2014 (páginas 22, 29 y 38) ascienden a 516,5 M€ que, divididos entre los 17,6 TWh que tienen previsto generar (excluyo de nuevo a Elcogás), suponen una repercusión media de 29,38 €/MWh.

Es decir, estamos pagando el carbón nacional entre 80,7 €/MWh de la central más barata y 132,5 €/MWh, con una media de 95,1 €/MWh.

El resumen es demoledor (sobre todo, si lo ilustra Alba del Campo):

Tabla comparativa costes tecnologias

Involución en el sistema eléctrico español

Hace tiempo que vengo criticando la artificial separación del recibo eléctrico en los tramos “liberalizado” y “regulado”.

El ministro Soria -e incluso el propio presidente Rajoy- se ha aprendido muy bien esa separación para asegurarnos, durante dos años en la cartera, que el Gobierno solo intervenía en el segundo tramo; mientras que era el mercado el que fijaba el primero.

Hace escasamente un mes detallaba, en una presentación con motivo de un curso organizado por el genial equipo de ECOOO, todos los componentes que conforman el tramo liberalizado.

Demostraba, entre otros, que el denominado tramo “liberalizado” está paradójicamente condicionado por innumerables normas que fija el Gobierno y que en el mismo se incluyen componentes (como las subvenciones al carbón nacional, por ejemplo), que son operativamente casi idénticos a otros (primas a renovables) que, por el contrario, se encuadran en el tramo “regulado”. La decisión, por tanto, de que un componente esté en uno u otro tramo es completamente subjetiva y, por tanto, ideológica.

Pues bien, para sorpresa de muchos, en los últimos días hemos podido comprobar cómo el Gobierno, teóricamente liberal, desdiciéndose de sus declaraciones anteriores, ha decidido intervenir el tramo “liberalizado”.

Sigue leyendo

Y aún lo llaman “mercado” eléctrico

El viernes 29 de noviembre, bien entrada la noche, trascendió que el Partido Popular había introducido una enmienda en la Ley del Sector Eléctrico que modificaba “ligeramente” las cuentas del sector eléctrico del presente año 2013.

Hablo -nada menos- que de 3.600 millones de EUR que, anunciados en julio como elemento crucial, iban a ser destinados de los Presupuestos Generales del Estado para tapar el agujero de las cuentas del sector eléctrico en 2013 y acabar así, tras casi quince años, con el famoso déficit de tarifa. Esto es, con que los precios de la luz que fijan los gobernantes sean insuficientes para pagar los compromisos que esos mismos gobernantes habían alcanzado previamente con las empresas del sector eléctrico.

Podría entrar a valorar la idoneidad de transferir, con nocturnidad, déficit público a déficit eléctrico. No es hoy mi objetivo. Solo pretendo analizar el impacto de esta medida política en el “mercado” eléctrico, supuestamente liberalizado desde 1997.

Se trata de un mercado marginalista, cuyo mecanismo de fijación de precios ya he criticado aquí en alguna otra ocasión, altamente concentrado en manos de tres empresas, que cada día hacia las 12:15 horas publica el precio mayorista de la electricidad para cada una de las horas del día siguiente.

Observe el gráfico siguiente, que muestra el precio medio diario desde el 1 de noviembre al 12 de diciembre de 2013. Es más que notorio el incremento de pecios que se produce desde el lunes, 2 de diciembre (recuerdo: determinado el día anterior a las 12:15 h).

Evolucion de precios

Sigue leyendo